"historia"

¿Cuando se creó o fundó Matilla?, difícil respuesta a esta pregunta,

...pues seguramente hace cientos de años.

Si hubiera que escribir nuestra historia, sería prácticamente imposible por la falta de documentación, aunque esto último no es cierto del todo, ya que si te sirves de archivos documentales tales como: archivos eclesiales, del ayuntamiento (estos prácticamente inexistentes por la dejadez a lo largo de los años), y otros como puede ser de la Diócesis, acabarías realizando un pequeño guión, como ha hecho  José Ignacio del AMO en su página Web en el apartado que se refiere a Matilla.

Pues gracias a la referida página (familia interminable) de José Ignacio, y con alguna cosilla de mi cosecha, voy a tratar de extraer y plasmar aquí parte de nuestra historia.

 

Nota de José Ignacio del Amo.-

Matilla perteneció al alfoz y término de Benavente (1167 y 1181) dentro de la Merindad de Villamandos. En 1167 pueblan Benavente Ramiro de Ponce, alférez del Rey y el conde Ponce de León. Firma la escritura Pedro de Ponce. Alguno de los descendientes de alguien de éstos fue el poseedor posterior de Matilla.

En esta época era de Isabel Ponce, esposa de Pero Fernández de Castro (pertiguero de Santiago), ésta hija de Pero Ponce (mayordomo y hombre de confianza de Fernando IV). Este último había recibido Matilla de manos del Rey antes de 1301.

Antes había sido de Fernando Rodríguez de Villalobos, el que está enterrado en el convento de las Clarisas a quien se lo había donado Alfonso X.

En 1305 Fernando IV autoriza al convento de Moreruela a hacer una puebla en términos de Benavente en la parroquia de San Salvador. (¿sería ésta puebla Matilla?)

 

PASCUAL MARTÍNEZ SOPENA, VIDAL AGUADO SEISDEDOS, RAFAEL GONZÁLEZ RODRÍGUEZ: Privilegios Reales de la Villa de Benavente. Centro de Estudios Benaventanos "Ledo del Pozo". Círculo de Benavente. 1996

13 (1335, septiembre [6-1335, octubre 10)

 

LA DEMANDA DE MATILLA DE ARZÓN CONTRA EL PAGO DE PORTAZGO
(por José Luis del Amo)

El complejo aspecto de este documento deriva de su carácter de proceso judicial. Se trata de las actas del pleito que enfrentó al concejo de Matilla de Arzón con los recaudadores de los portazgos de San Cristóbal de Entreviñas y Benavente. Juzgó la causa Lope Sánchez, alcalde por el rey en Benavente Las sesiones se desarrollaron entre los días 16 de septiembre y 10 de octubre de 1335; como se recordaba en 1348 al hacerse el traslado notarial del documento, la sentencia reconoció que los vecinos de Matilla estaban exentos de pagar el impuesto de portazgo en Benavente.

El pleito requirió aportar diversas pruebas que se fueron incorporando a las actas; los litigantes presentaron cartas reales de sentido contrapuesto, y el concejo de Matilla en particular el testimonio de numerosas personas y una sentencia previa en su favor. Esta información, providencialmente reunida y de notable riqueza, permite acercarse a un problema cuyos orígenes se remontan al reinado de Alfonso X el Sabio. El proceso tiene otros aspectos de interés; además de destacar la autoridad que recae sobre el alcalde por el rey' en Benavente (No solo es un alcalde por el rey quien dicta la sentencia de 1335; en 1301. otro ya había dictado una semejante, lo que indica que los alcaldes foráneos tuvieron una presencia notable en Benavente; en ese sentido, no parece que las resoluciones de las cortes contra los alcaldes puestos por el rey en sus villas tuvieran gran efecto), ilustra sobre las normas (le comparecencia de las partes a través de procuradores, sobre la ordenación procesal (demanda, pruebas, alegaciones, sentencia, así como los plazos que se intercalan cutre las sesiones). También se apreciará que el pleito tuvo dos escenarios que resaltan su carácter público: mientras la primera sesión fue "en cal mayor, so los portales de las Casas de Alonso de Martínez arcipreste", la última tuvo lugar "en la plaza de Santa María del Azogue çerca del olmo, en la audiencia de los pleit:os de la tercia" (¿No se podría establecer una relación entre ese olmo de la plaza del Azogue y las conocidas olmas, que han sido frecuentes símbolos comunales, a cuyos pies se reunían los concejos? No obstante, documentos inmediatos atestiguan las sesiones del concejo de Benavente en la iglesia de Santivañes; esto movería a distinguir entre espacios de reunión concejil y espacios judiciales, pero no hay que olvidar que el juez de este proceso lo es ´por el rey´ - es decir, es extraño al concejo - y que tiene audiencia en dos sitios distintos: el olmo cobija la de la hora de tercia )

Dos problemas resumen el contenido del pleito. EI primero de naturaleza jurídica. arranca de cuando Matilla de Arzón fue segregada del alfoz de Benavente: lo que se discute es la conservaciónde los derechos del vecindario, una vez que su lugar ya no forma parte del territorio concejil. La segunda cuestión, de carácter hacendístico, plantea la incompatibilidad entre dos actuaciones de los monarcas: por una parte se habían venido concediendo y confirmando exenciones de ciertos impuestos, pero por otra se atribuyó el disfrute de sus inexistentes rentas a personas diversas, como remuneración por los servicios que prestaban. A modo de charnela entre ambos aspectos, convendrá detenerse en la señorialización de la aldea.

En el litigio se evidenció que los moradores de Matilla de Arzón acudían al mercado de Benavente con mucha frecuencia y ninguna traba, sin pagar el impuesto sobre mercancías que se conoce con el nombre de portazgo. Como alegaron sus procuradores, «nunca, usaron pagar portadgo en Benavente nin en su termino por quanro e1 dicho lugar de Matilla es en termino de Benavente e fuera de su alfoz. E ansi que no estan tenudos de pagar agora portadgo, e que dedebia ser complida la merced de nuestro señor el rrey que fuera ganada de la su parte". El razonamiento invocaba la costumbre y la merced a modo de registros distintos y complementarios. La costumbre reposaba en sólidos fundamentos: tradicionalmente, Matilla pertenecía al término y alfoz de Benavente. Pero, como se observa, mientras el lugar sigue formando parte del término, su integración en el alfoz era cosa del pasado. Se encargan de subrayarlo la mayoría de los testimonios convocados a declarar. ¿Qué quieren significar cada uno de los dos conceptos? Una cierta diferenciación se abre paso si considerarnos los documentos mas antiguos de esta colección, las cartas de 1167 y 1181. La primera contiene la concesión y confirmación de los términos antiguos y nuevos de Malgrad. La segunda consiste básicamente en atribuir la condición de alfoz al realengo de ciertas regiones del contorno, al mismo tiempo que también los términos de la villa pasan a tenerla. Esto puede avalar que la comarca donde Matilla se hallaba -la Ribera del Esla, la llamada en el siglo XV "Merindad de Vega de Villamandos"-, formaba parte del término sumariamente aludido en 1167. Cuando Matilla pasó a señorío, no obstante perder su condición alfocera, siguió manteniendo unas relaciones específicas como parte del término. Al menos esto es lo que, con todo éxito, sostuvieron los procuradores de Matilla (A la luz de su razonamiento convendría revisar los conceptos de término- y alfoz, tal como se han venido aplicando al caso de Benavente y a otros muchos concejos de la corona de Castilla. Pero la sutil distinción establecida en el pleito. muy interesada, quizá sea una simple muestra de las argucias judiciales. También se recordará que es en el documento de 1181 donde se exime de portazgo a los habitantes del alfoz)

Por su parte, la merced dependía de la privanza que el señor de Matilla, Pero Fernández de Castro, gozaba del rey Alfonso XI. Era su mayordomo mayor y, como venía siendo usual entre los miembros de su familia, disfrutaba del título de Pertiguero de Santiago, un signo de su papel preponderante entre la nobleza gallega (Amplia noticia de Pedro Fernández y del linaje Castro en S. de MOXÖ, de la nobleza vieja a la nobleza nueva. La transformación nobiliaria castellana en la Baja Edad Media: Cuadernos de Historia (Anexos de la Revista Hispania), nº 3 (1969), pp- 63-64) No es difícil que obtuviera del monarca una orden que salvaguardaba la costumbre de sus vasallos.

El señorío de Matilla había llegado a sus manos por parentesco político. En realidad, su esposa Isabel Ponce era la titular, como hija de don Pero Ponce, antiguo mayordomo mavor y hombre de confianza de Fernando IV (S. de MOXÓ, ob. cit., pp. 125-126). Como se recogió en el pleito, fue este rey quien le concedió Matilla en una fecha imprecisa, anterior a abril de 1301. Pero no era su primera enajenación del alfoz de Benavente. Tiempo atrás, Matilla de Arzón había sido cedida por Alfonso X a Feman Rodríguez de Villalobos Parece que entre e señorío del de Villalobos y el del Ponce hubo una etapa de reversión al realengo, que como otros detalles convendría investigar. En todo caso, esta suma de testimonios informa sobre un fenómeno que aún no había aparecido en nuestros textos y que, sin embargo, es conocido en otras zonas: desde tiempos de Alfonso X, y sobre todo bajo sus sucesores inmediatos, los alfoces de los grandes concejos realengos sufrieron enajenaciones de alguna importancia, que beneficiaron principalmente a la alta nobleza del contorno. Los señoríos de Osorios y Villalobos, así como los de los Ponce, se hallaban inmediatos a Benavente, y en este contexto hay que explicar la adquisición de Matilla (Hay un dato que ilustra sobre otra faceta de la influencia de los Ponce en la Villa y su Zona. En 1305, Fernando IV autorizó al monasterio de Morerruela para hacer una ´puebla´ en Benavente, alrededor de la parroquia de San Salvador; lo concedió a ruego de don Pero Ponce, que era además comendero del monasterio (I. Alfonso Antón, La colonización cisterciense en la Meseta del Duero. El dominio de Moreruela (siglos XII-XIV), Zamora I986 doc nº 192, PP. 510-514). Por otro lado ya se ha mencionado la intervención de don Pero Ponce en la Hermandad leonesa de 1313, reunida en Benavente.).

Estas circunstancias introducen el segundo aspecto del pleito, que se formulaba como una especie de contradicción fiscal. Si por una parte el rey aseguraba la exención de Matilla, por otra no hizo oídos sordos a una denuncia: Las exenciones de pagar portazgo en tierras de Zamora, Benavente y Astorga mermaban las rentas que tenía atribuidas Ruy Pérez Ponce (hijo de don Pero Ponce y cuñado de Pedro Fernández de Castro). Con independencia de otras consideraciones, se ofrece un ejemplo muy plástico de cómo el entrecruzamiento de derechos debía ocasionar graves problemas en el funcionamiento ordinario de la Hacienda Real. Lo constata el fracaso judicial de sus agentes, los recaudadores del portazgo de la villa y su término. Y, de forma distinta, un conflicto donde intervienen de forma decisiva los intereses que han adquirido dos ricoshombres, que son pariente próximos, en torno a Benavente.

 

MÁS HISTORIA DE MATILLA DE ARZÓN

Nota: Esta pequeña historia esta extraída de un e-mail remitido por José Ignacio del Amo Lobo.

Fotografía de la portada de un libro que existe en el Archivo de los Duques de Medina Sidonia en Sanlucar de Barrameda. Ells (la duquesa actual) es heredera del marquesado de Villafranca, que fueron los señores de Matilla.

Pequeña historia de dos marqueses de Villafranca, el primero Fadrique, que falleció
en Matilla (en la "Casa del Marqués" sin duda) y la de su hijo, Antonio.

 

Fadrique Vicente de Toledo casó en 1713 con Juana de Guzmán, hija del duque de Medina Sidonia. Mediando facultad real, el abuelo, duque de Montalto, empeñó sus estados, como garantía de la dote.  Apartada la reina viuda en Bayona,  Fadrique la siguió  como mayordomo mayor, permaneciendo en el País Vasco, hasta 1727. Al no conseguir cargo de sustitución,  se aficionó a la heráldica. Reunió armas en "ecusón", y título en su firma.  Juana murió en 1736, permaneciendo Fadrique viudo hasta su muerte, en noviembre de 1753. Tuvo"Elogio fúnebre" impreso.
 
Antonio de Toledo no brilló en la corte ni en las armas. Teresa de Córdoba, sus primera mujer,  murió sin hijos. Volvió a casar en 1754, con  María Antonia Gonzaga Carracciolo, hija del duque de Solferino, que aportó genes de los Médicis y Felipe II. La boda se celebró en el Buen Retiro, oficiando el Patriarca de las Indias. Antonio acumuló distinciones, otorgadas por la Iglesia. Encabezó poderes y nombramientos con todos sus  títulos, haciendo  imprimir ordenanzas para sus administradores, pero no para el gobierno de los vasallos. Murió en 1774. María Antonia, retratada por Goya en la vejez, desapareció en 1801. El hijo de ambos, José Álvarez de Toledo, reunió la casas de Villafranca y Medina Sidonia.

CATASTRO DE ENSENADA

Archivo Histórico Provincial de León. Rollo 27

En la villa de Matilla de Arzón a 4-2-1753

Estando juntos en la posada de Su Merced el Licenciado D. Joseph Hidalgo Palacios, abogado de los Reales Consejos, juez subdelegado para averiguación de efectos de la única Real Contribución en ella, en eficacia de lo mandado por el auto del día dos del presente,
D. Manuel Domínguez Alonso, cura rector y párroco de las dos iglesias de esta dicha villa,
Álvaro Morán, alcalde en ella por el estado noble,
Pedro Mieres, alcalde por el estado General, y perito que ha sido nombrado para el reconocimiento del término de esta dicha villa y sus heredades en común, y particular casco de ella.
Miguel Morán, regidor por el estado noble,
Lorenzo Martínez, regidor por el estqado llano, Pedro de la Huerga, procurador General de dicha villa,
Juan de la Huelga, fiel de fechos y perito que así mismo ha sido nombrado para el reconocimiento del casco y término de dicha villa en común y particular, y
Antonio Fuertes, vecino de la villa de Villademor, agrimensor que ha sido nombrado en nombre del Rey, que Dios gaurde, y acompañó a los dichos peritos para el reconocimeinto, medición y figuración de las heredades
Y así juntos de todos y cada uno de por sí aceptaron de dicho cura el referido Sr. D. Joseph por ante mí el escribano les tomó y recibió juramento que hicieron por Dios Nuestro Señor, y a una señal de cruz según forma de derecho y bajo de él ofrecieron decir verdad de lo que supieren y les fuere preguntado, y siendo por el tenor del interrogatorio de la Real Instrucción a cada una de sus preguntas dijeron y respondieron lo siguiente:
1ª A la primera pregunta dijeron que esta población se llama Matilla Arzón.
2ª A la segunda dijeron que esta dicha villa es de señorío y propia del Exmo. Marqués de Villafranca, cuya es la jurisdición civil y criminal, y que por razón de señorío percibe ala diez y siete reales y veintidos maravedíses que le paga este común continuo o nobre de yantar.
3ª A la tercera dijeron que el término de esta dicha villa ocupa en su mayor longitud de oriente a poninte una legua, medio cuarto de ella, y 43 varas; y en su mayor latitud, de mediodía y norte una legua y 353 varas, y en su circunferencia por oras y leguas, cuatro y 3/4 y medio de legua, y 69 varas más, cada legua de a cinco mil pasos o varas castellanas.
Confronta al oriente con término de la villa de Cimanes de Villagonta, al mediodía con término del lugar de San Cristóbal, al poniente con término del lugar de Paladinos, y el norte con término del lugar de Villaquejida, y su figura es la que se representa al margen.
4ª A la cuarta dijeron que en el término de esta villa hay doce especies de tierra, y son las siguientes:
1. Tierra que se siembra de hortaliza y sin frutales, y se riega con agua del pozo, que produce todos los años.
2.Tierras herreñales, de secano, que se siembran de cebada para forraje y producen todos los años.
3.Tierras, prados de secano guadaña, y sólo un pelo, que producen todos los años.
4.Tierra viña en bajo, y sin cercar, por hallarse todas así que fructifican todos los años.
5.Tierras trigales, de secano, según lo son todas las del término, por no haber riego alguno, y producen un año y descansan otro.
6.Tierras centenales, de secano que se siembran un año y descansan otro.
7.Tierra olmar o alameda, plantada de álamo blanco y negrillo, que se puede cortar de 16 en 16 años.
8.Tierra era que sirve para disponer las mieses en tiempo de verano y produce todos los años.
9.Tierra monte encina alta con matorrales y que no se corta por ser sólo para el abrigo de los ganados que entran por arrendamiento a pastarle y produce todos los años.
10.Tierra inculta por desidia, abandono y desamparo de los dueños, que al presente no produce por dicha razón.
11.Tierras, prados, praderas, campos concejiles, que sólo sirven para el rozo y pasto de los ganados mayores y menores de los vecinos de esta villa y no producen cosa alguna.
12.Tierras incultas por naturaleza, que no producen ni pueden cosa alguna por reducirse a cárcavas, caminos, sendas y casco de la villa.
5ª A la quinta dijeron que en todas las especies de tierra que llevan declaradas hay de buena, mediana e inferior calidad, excepto en las tierras hortaliza, ferreñales de cebada, prados de guadaña, olmares, eras y monte que todo lo declaran por de buena y única calidad a cada una en su respectiva especie.
6ª Ala sexta dijeron que en este término no hay plantío alguno de los árboles que contiene la pregunta, y sí algunos infructíferos, como chopos y negrillo que sólo pueden dar alguna utilidad cortados por el pie, y los que llevan expresados de olmar y monte.
7ª A la séptima dijeron que los árboles infructíferons que llevan declarados a excepción de los que se comprehenden en los olmares y alamedas están plantados en la circunferencia de algunas de las viñas del término, y aquéllos extendidos en toda la tierra.
8ª A la octava dijeron que se remiten a los repondido en la antecedente.
9ª A la novena dijeron que la medida de que se usa en este témino para las tierras es de heminas y en las viñas labor y medida, de que comunmente se usa es de cuartas, cuya cabida corresponde al terreno de una hemina, y esa se compones de cien palos o estadales de a 14 cuartas, o tres varas y media castellanas cada uno en cuadro:. Una hemina se compone así mismo de cuatro celemines, doce de estos, o tres heminas que es lo mismo, hacen una fanega, y cuatro de éstas una carga, que se compone según la cuenta expresada de mil y doscientos estadales en cuadro.
Medidas agrarias en Matilla de Arzón. Equivalencias
SEGÚN LAS RESPUESTAS AL CATASTRO DE ENSENADA DE 1750
Tabla elaborada por José Ignacio del Amo Lobo
Varas castellanas cuadradas.
Estadales
o palos
celemines
Cuartas
eminas
fanega
carga
ha
a
m2
 
1.00
 
 
 
 
 
 
 
0
70
12,25
1
 
 
 
 
 
 
8
56
306,25
25
1
 
 
 
 
2
14
00
1225.00
100
4
1
 
 
 
8
56
 
3675.00
300
12
3
1
 
 
25
68
 
14700.00
1.200
48
12
4
1
1
02
72
 
14.310.00
1168,22
46,73
11,68
3,89
0,97
1
00
00
 
Y que de la misma medida de heminas se usa para los granos; y que en cada hemina de tierra herreñal que se siembra de cebada para forraje, lleva de simiente de la misma especie dos heminas;
En cada hemina de tierra trigal de buena calidad, que se siembra un año y descansa otro, lleva de sembradura cinco celemines de trigo, la de mediana calidad, cuatro celemines; y la de ínfima calidad, tres celemines.
Una hemina de tierra centenal de buena calidad que igualmente se siembra un año y descansa otro lleva de e sembradura cuatro celemines de centeno, la de mediana calidad, tres celemines, y la de ínfima calidad, dos celemines y medio;
La de cebada se siembra común y regularmente en las tierras trigales de buena calidad y de esta especie, lleva cada hemina de tierra de sembradura dos heminas.
10ª A la décima dijeron que según el reconocimiento que se ha hecho del campo en común y particular de cada una de las piezas de tierra de que se compone y suma que han hecho y visto hacer de sus medidas en el todo al agrimensor, y peritos que así mismo deponen saben que dicho término contiene en sí el total de diez y siete mil ciento veintinueve heminas, un celemín y un cuartillo de tierra (1446 hectáreas y media), aunque no pueden distinguir las que son de cada especie y calidad por lo que se remiten en este particular a los que resulte de las relaciones dadas y anotaciones puestas en el acto del reconocimiento y sus verificaciones.
11ª A la once, que en este término sólo se cogen los frutos de trigo, cebada, centeno, vino, yerba y alguna madera y hortaliza.
12ª A la doce dijeron que la hemina de tierra ferreñal que se siembr todos los años de cebada para forraje produce en una ordinaria cultura, unos años con otros y en cada uno, 24 reales de vellón.
Una hemina de tierra hortaliza, que se riega a mano con agua de pozo de buena y única calidad produce todos los años la hortaliza 40 reales.
Una hemina de tierra trigal, de buena calidad, que se siembra un año y descansa otro, produce en la misma consideración en el que se siembra cinco heminas de trigo, la de mediana calidad, cuatro heminas, y la de ínfima calidad, tres heminas.
Una hemina de tierra centenal de buena calidad que se siembre con dicho año de intermedio, fructifica en el que se siembra, cuatro heminas de centeno, la de mediana calidad, de la misma especie, tres heminas, y la de ínfima calidad dos heminas y media.
Una hemina de tierra trigal de buena calidad sembrada de cebada con la misma intermisión de año da en el que se siembre diez heminas de la misma especie.
Una cuarta de viña que produce todos los años, siendo de buena calidad da en cada un seis cántaros de mosto, la de mediana calidad de la misma especie, cuatro cántaros, y la de ínfima calidad dos cántaros.
Una hemina de tierra prado de secano, guadaña, y sólo un pelo de buena y única calidad de su especie, produce todos los años y en cada un año una parte de tres de un carro de uerba.
Una hemina de tierra era de buena y única calidad que sirve para disponer las mieses los labradores en tiempo de verano, produce todos los años y en cada uno regulan nueve reales de vellón.
A la tierra inculta por desidia y abandono de los dueños no la consideran al presente producto ni utilidad alguna, pero si se cultivase produciría los mismo que las demás correspondiente a sus especies y calidades.
A los prados, praderas y campos concejiles que sólo sirven para el rozo y pasto de los ganados mayores y menores de los vecinos de esta villa no se les regula utilidad ni producto alguno por cuanto refundiéndose el que dan en dichos ganados sin que de ellos resulte utilidad a cierto y determinado dueño, parece se habrá de considerar en ellos mismos para paga que por S.M. que Dios Guarde, se resolviere y determinare.
A la tierra inculta por naturaleza tampoco la regulan utilidad ni producto alguno, mediante que por el mismo hecho de serlo ni le da ahora ni puede en tiempo alguno.
A la tierra olmar y monte regulan en la respuesta de la pregunta que sigue.
13ª A la trece dijeron que el producto que regularmente darán los álamos y negrillos que están puestos en la tiera olmar, o alameda, según y en la forma que se haya hecho el plantío respecto de poderse cortar de 16 en 16 años rqgulan que entonces se puede hacer de 16 en 16 y que cada uno vale cinco reales, y por consiguiente corresponde a cada hemina de utilidad anual dichos cinco reales.
A la hemina de tierra monte que consiste en este termino y pertenece al concejo y vecinos de esta villa, tampoco consideran utilidad alguna que resulte de sus encinas por no cortarse ni poderse cortar y servir las que hay para el abrigo de los ganados que rozan y pastan su yerba, pero saben que el aprovechamiento de esta está arrendado en cada un año en 360 reales que compartido por las 468 heminas de tierra que ocupa dicho monte corresponde a cada una de utilidad anual 26 maravedís de vellón.
14ª A la catorce dijeron que el valor que ordinariamente tienen los frutos del término un año con otro por la regulación de un quinquenio es en la forma siguiente:
Una carga de trigo vale y se vende común y regularmente en 48 reales, de que corresponde a la hemina cuatro reales.
Una carga de centeno, vale 36 reales de que corresponde a la hemina, tres reales.
Una carga de cebada vale 24 reales, de que corresponde a la hemina dos reales.
Un cántaro de mosto blanco de que es la común cosecha de esta villa vale tres reales de vellón.
Un carro de yerba vale 36 reales.
Una gallina, dos reales
Un pollo, medio real y
Un pavipollo, tres reales.
15ª A la quince dijeron que los derechos que se hallan impuestos sobre las tierras del término son los diezmos de todo género de granos, vino, lana, corderos, pollos, pavipollos, crías de ganado de cerda y soldadas de criados; cuyos derechos pertenecen por desiguales partes al Illmo. Sr. Obispo de la Ciudad de Oviedo, a la Santa Iglesia Catedral de la ciudad de León, a la Dignidad de Chantre de la Santa Iglesia de dicha ciudad de Oviedo, al cura párroco de esta villa, y dos beneficiados que el uno es D. Eugenio Muñiz y Torres, presbítero residente en Toledo, y el otro D. Bruno Lozano, clérigo in sacris residente en la ciudad de Astorga, y al Exmo. Señor Marqués de Villafranca en esta forma.
Dicho Exmo Sr. Marqués por razón de Patronato y por cosa fija saca y lleva de lo que entra en cilla común, 22 heminas y media de trigo, 22 heminas y media de centeno, y 22 heminas y media de cebada.
Y el citado cura saca y lleva de dicha cilla común por razón de administración de sacramentos una carga de pan de cada una de dichas tres especies.
Y el sobrante de dichos granos, y el importe de uno se hace tres partes, la una la llevan el dicho Ilmo. Sr. Obispo y la Dignidad de Chantre, por mitad.
Otra tercera parte lleva integramente la dicha santa Iglesia Catedral, y la otra tercera parte dicho cura y beneficiados por igual.
Y por lo que mira a los menores de lana, corderos, pollos y pavipollos, crías de ganado de cerda y soldadas de criados, las perciben integramente dicho cura y beneficiados por iguales partes, sacándose únicamente por dicha santa iglesia una tercera parte por lo correspondiente a corderos.
Así mismo el convento de religiosas de Santa Clara de la villa de Benavente percibe integramente el diezmo de granos que causa y adeuda una posesión que dicho convento tiene en el término , y llaman el Ramiro.
Y también percibe el diezmo de corderos que adeudan las ovejas que en dicha posesión pastan.
También pertenece al Marqués de Cardeñosa integramente los diezmos mayores, de pan y vino, y los menores de lana, corderos, pollos, pavipollos y soldadas de criados que causan dos casas dezmeras con título o nombre de "Rey de Labradores" que elige después de haber escogido la santa iglesia
Y así mismo se hallan impuestos los derechos de primicia a favor de las dos iglesias de esta villa por el que paga cada labrador o denadero que llega a coger 18 heminas de cada una de las tres expecies de granos dos heminas de cebada, y una de trigo.
También se halla impuesto el voto del apóstol Santiago, y por él paga cada labrador o senadero que adeude primicia, seis celemines de trigo.
16ª A la diez y seis dijeron que en cuanto a la cantidad de frutos que suelen montar los referidos derechos de diezmos de cada especie, unos años con otros, y por la regulación de un quinquenio, no lo saben ni pueden afirmar, porque en esta villa no se hacen ni forman tazmías, y sólo si D. Manuel Domínguez Alonso, cura párroco que se halla presente, de ellos ha llevado de muchos años a esta parte cuenta de lo que ascienden en cada un año dichos diezmos.
Y por lo mismo se remiten a la certificación jurada que de ellos de dicho cura, y por lo que mira a los diezmos que importan las dos casas dezmeras que elige el Marqués de Cardeñosa, se remiten así mismo a las certificaciones que de ellos den Pedro Hidalgo Morán y Gregorio de la Huelga, vecinos de esta villa, como labradores electos que así mismo han sido por el administrador de dicho Marqués y sólo saben y pueden afirmar que los diezmos que anualmente importan y pertenecen al convento de religiosas de Santa Clara de la villa de Benavente por sus heredades que llaman el Ramiro, ascienden a seis cargas de trigo, y diez corderos, y esto lo afirmaron Pedro Mieres Alcalde y Juan de la Huerga, como quienes tienen arrendada dicha heredad.
Y así mismo saben y afirman que el derecho de primicia asciende en cada un año el que percibe la Iglesia de San Salvador, a 35 heminas, y dos celemines de cebada.
Y la iglesia de San Pedro, 27 heminas y dos celemines de trigo, y 46 heminas de cebada.
Esto lo afirman por haber tenido presente a esta respuesta los libros de cuentas de dichas iglesias.
Y por lo mismo saben que el voto del Apóstol Santiago asciende en cada un año a siete cargas y media de trigo.
17ª A la 17, que de lo que contiene la pregunta sólo hay en esta población y término dos palomares pertenecientes uno a D. Manuel Hidalgo, presbítero, que regulan da de utilidad al año 400 reales de vellón; y el otro a Andrés Álvarez, a quien regulan de utilidad 100 reales al año.
18ª A la diez y ocho dijeron que en esta villa y su término no hay casa alguna destinada para el esquileo del ganado lanar, porque cada cueño que le tiene le esquila en la de su habitación, cuyo producto, con el demás esquilmo que diese el demás ganado según su especie, se manifestará en respuesta de la pregunta veinte.
19ª A la diez y nueve dijeron que hay seis pies de colmenas las cinco pertenecientes a Baltasar
Domínguez, vecino de esta villa, y la otra a Gregorio de la Huelga, vecino de ella, y el esquilmo y producto anual de cada una por miel y cera le regulan en diez reales de vellón.
20ª A la veinte dijeron que en esta villa y su término hay siete especies de ganado y son: vacuno, yeguas, jumentos y jumentas, pollinas garañonas, lanar, cabrío y de cerda; pero no saben a punto fijo las cabezas que habrá de cada especie, remítense a las relaciones que se han dado y acto de reconocimiento.
Y en cuanto a los esquilmos que cada especie por cabeza produce en cada un año por la regulación de un quinquenio, según la común estimación de este país es en la forma siguiente:
El de cada vaca de vientre, por el ternero que pare consideran el valor de este bueno o malo y grande con pequeño en 40 reales, y por no ser regular parir todos los años, y sí con año de intermedio, regulan el esquilmo anual 20 reales, y no regulan esquilmo alguno de la leche y manteca, por no acostumbrarse a ordeñarlas en este país.
El de cada yegua de vientre, que regularmente pare sin intermisión de años consideran que el potro o potra bueno o malo, a común estimación vale 50 reales, y cuando se echa al contrario el valor de cada mula o macho, 250 reales, y porque regularmente se sirve un año del natural y otro al contrario, regulan su esquilmo anual en c150 reales que es la mitad de ambas partidas.
El esquilmo de cada jumento de carga y vientre porque pare un año y descansa otro, regulan el precio de cada cría en 20 reales cuya mitad son 10 que es su esquilmo anual.
El esquilmo de cada pollina garañona regulan por la cría que da 600 reales, y porque regularmente pare un año y descansa otro, regulan de producto anual la mitad que son 300 reales.
El de cada cerda de cría, consideran pare al año cinco cerdos y que cada uno vale cinco reales que componen 25 y es su esquilmo anual.
Cada oveja da de lana dos libras y media que valen dos reales y medio y un cordero aunque no todos los años, y por lo mismo regulan el valor de este en siete reales, que ambas partidas componen 9 reales y medio que es su producto anual. Y no regulan el esquilmo de lecha y queso por no ordeñarse
Cada cabeza de carnero o borrego da de esquilmo tres libras de lana, que valen tres reales y es su producto anual.
El cordero por venderse después de quitada la lana da media libra de ella, que vale medio real, y es su esquilmo anual.
Una cabra da un cabrito que vale cinco reales.
Las labranzas regulan su valor según la común de este país en la forma siguiente:
Un buey que sirve para dicho efecto vale 300 reales, bueno con malo y grande con pequeño; y una vaca para el mismo fin 22 reales y que no hay vecino alguno que tenga cabaña ni yeguada fuera del término.
21ºª A la veintiuna dijeron que en esta población hay noventa vecinos seglares inclusas 14
viudas, y una moza soltera cabeza de casa, y que no hay alguna fuera de la población, por no haber alquería ni casa de campo en su término.
22ª A la veintidós; que en esta población hay 115 casas habitables, seis suelos de las arruinadas, cuatro corrales para encerrar ganados, y fuera de ella hay 79 cuevas, y que por el establecimiento del suelo no se paga cosa alguna al dueño de ella
23ª A la veintitrés que el común de esta villa no tiene propios ni emolumentos algunos más que las heredades que constan dadas en relación de su procurador general, de los que no se lleva cuenta ni razón alguna por estar repartidas entre los vecinos del estado general de esta villa con la obligación de la paga de 40 cargas de pan por mitad trigo y cebada en cada un año que tienen de foro perpetuo a favor del dicho Exmo. Sr. Marqués de Villafranca dueño de esta villa.
24ª A la veinticuatro dijeron que el común de esta villa no disfruta arbitrio, sisa ni otra de las que contiene la pregunta.
25ª A la veinticinco que el común de esta villa no tiene ni satisface gastos algunos de los que contiene la pregunta.
26ª A la veintiséis que el común de esta villa no tiene otros cargos de justicia más que las 40 cargas de pan por mitad trigo y cebada que en cada un año paga al Exmo. Marqués de Villafranca los vecinos del estado general como queda dicho en respuesta de la pregunta 23; y 10 cargas de pan por mitad trigo y cebada que anualmente se paga al convento de Religiosas de la villa de Benavente de Santa Clara de foro perpetuo fundado sobre el monte de esta villa.
27ª A la veintisiete que esta dicha villa está cargada de servicio ordinario y extraordinario, y por él paga en cada un año en las arcas reales de la ciudad de León, 222 reales y 29 maravedíes de vellón como hicieron constar por cartas de pago y exhibieron.
28ª A la veintiocho dijeron que en esta villa se halla enajenado de la real corona el empleo de alcabalas a favor del Esmo. Sr. Marqués de Villafranca, dueño de esta villa por el que le paga y sus vecinos en cada un año por encabezamiento, 1000 reales de vellón a D. Joseph Hidalgo Prado, vecino de la villa de Valderas, tesorero de dicho estado en este partido.
Y también se halla enajenado de la Real Corona las dos casas dezmeras de "Rey" que llevan expresadas en respuesta a las preguntas 15 y 16 a favor del Marqués de Cardeñosa, cuyo producto resulta de las certificaciones a que están remitidos y que no saben ni pueden decir si dichas enajenaciones fueron hechas por servicio pecuniario ni otro motivo ni de cuánto fue.
Y por lo mismo sobre ello se remiten a los títulos que de ellos tengan dicho D. Joseph Hidalgo Prado, y D. Joaquín de Ribas, presbítero, vecino de la villa de Benavente como tesorero y administrador de dicho marqués de Cardeñosa en este partido.
29ª A la veintinueve dijeron que en esta villa no hay sitio alguno público destinado para taberna, carnicería, mesón, ni panadería, aunque hay un obligado abastecedor tabernero, en cuya casa se hospedan los huéspedes que llegan a esta villa y transitan por ella, cuya utilidad se le regulará en respuesta a la pregunta 32 y que no hay otra cosa de las que contiene la pregunta.
30ª A la treinta dijeron que en esta población hay un hospital intitulado de San Antonio Abad, el que sirve para el recogimiento de los pobres que llegan a él, y pasan los de este lugar a otro a
quienes se les suministra un par de huevos y media libra de pan, y sus gastos se soportan de las heredades que tiene dicho hospital.
31ª A la treinta y una, que en esta población no hay cambista, mercader de por mayor ni por menor, ni otra cosa de las que contiene la pregunta.
32ª A la treinta y dos dijeron que en esta villa no hay tendero alguno de paños, ropa de oro o plata, seda no otra cosa de las que contiene más que los que son sus utilidades se expresan en esta forma:
Antonio del Valle, cirujano y sangrador, se le regula de utilidad y ganancia al año por este oficio, 6.000 reales de vellón.
A Joseph Brernes, sangrador asalariado en esta villa, se le regula de utilidad y ganancia anual, setecientos sesenta y ocho reales de vellón.
A Santiago Miguélez, abastecedor obligado de la taberna y mesón, se le regula por uno y otro trato en atención a no ser de este lugar de paso y de muy poco gasto, 100 reales de vellón al año.
Hay tres personas que se ejercitan en vender pan cocido.
  •  
    Inés García a quien regulan de utilidad anual 100 reales
  •  
    Diego Aparicio, a quien se regulan otros 100 reales.
  •  
    Gabriel Mateos, a quien regulan otros 100 reales.
A Miguel Martínez, maestro de primeras letras le regulan de utilidad anual 500 reales de vellón
Y a D. Joseph Hidalgo Prado por su sueldo de administrador y tesorero, 1176 reales y 16 maravedíes.
Hay un sacristán que asiste en las dos parroquias de esta villa, Lorenzo Martínez, a quien regulan de utilidad anual con el salario que de cada una tiene, 318 reales.
33ª A la treinta y tres dijeron que las ocupaciones de artes mecánicos que hay en esta villa son dos maestros sastres, uno Bernardo Rodríguez, a quien regulan gana el día que trabaja 3 reales, y Simón de Ardisan a quien regulan al día dos reales y medio.
También hay un maestro herrero, Lázaro Padino, a quien regulan gana al día tres reales
Y así mismo hay un maestro herrero y cerrajero a quien regulan gana al día tres reales y medio, y que no hay otra ocupación de arte mecánico alguno.
34ª A la treinta y cuatro, que no hay cosa alguna de lo que contiene la pregunta.
35ª A la treinta y cinco dijeron que en esta población hay 24 jornaleros aunque reputados por tales son en todos 84, digo 81, inclusos 27 labradores, seis pastores cabeza de casa, y 24 hijos y criados mayores de 18 años, y gana cada uno de los dichos al día 2 reales de vellón.
36ª A la treinta y seis dijeron que en esta población no hay pobre de solemnidad alguno.
37ª A la treinta y siete dijeron que de lo que contiene la pregunta no hay cosa alguna.
38ª A la treinta y ocho dijeron que en esta población hay cinco clérigos presbíteros incluso el cura párroco que se halla presente.
39ª A la treinta y nueve dijeron que en esta población ni su término no hay convento alguno.
40ª A la cuarenta dijeron que S.M. que Dios Guarde, en esta población ni término, no tiene renta ni finca alguna de las que contiene la pregunta, más que las penas de campo y ordenanza que llaman viñales por las que pagan en cada un año y por encabezamiento, 24 reales de vellón, puestos en la ciudad de León, y en poder del depositario de estos efectos como hicieron constar por carta de pago que exhibieron.
Todo lo cual dijeron ser verdad para el juramento que llevan hecho en que se afirmaron.
Y habiendo yo el escribano, vuelto a leer esta respuestas a la letra de que doy fe, dijeron que en ellas se ratificaban, y necesario siendo decían de nuevo.
Y lo firmaron los dos regidores y fiel de fechos, y no lo hicieron los demás porque dijeron no saber, a su ruego lo firmó un testigo que lo fue Antonio Ribera, vecino de esta villa, a cuya presencia se leyó, de que doy fe y firmé y firmó dicho Sr. D. Joseph: Licenciado D. Joseph Hidalgo Palacios, Miguel Morán, Juan de la Guerga, Lorenzo Martínez, Antonio Fuertes. Testigo: Antonio Ribera Herrero. Ante mí Andrés Raos.
Notas
D. Bernardo Díez Paniagua, contador principal por S.M. de la Intendencia de la provincia de Palencia y comisionado por la Real Junta de Única Contribución entre otras cosas para el arreglo de las respuestas generales al interrogatorio practicado en los pueblos de la comprehensión de este, deseando ejecutarlo con la más posible brevedad y menos dispendio de la Real Hacienda, habiendo reconocido la operación de la villa de Matilla de Arzón, y hallando algunas de sus respuestas generales diminutas y sin la correspondiente claridad, y constar de los autos asientos, verificaciones y demás diligencias las equivalentes noticias para aclararlas y darlas la inteligencia necesaria a fin de que se venga en conocimiento de los verdaderos productos utilidades esquilmos y substancia de dichos pueblos, y que conforme a ellos se tiren y formen los estados particulares de él, se pasa a hacer las notas y declaraciones siguientes:
Por cuanto en las respuestas 15 y 16 solamente se declara la parte de diezmos que respectivamente corresponden al Marqués de Villafranca, convento de Santa Clara de la villa de Benavente, y lo que percibe el cura párroco separadamente por administración de sacramentos y debiéndose espresar igualmente los que pertenecen al obispo de la ciudad de Oviedo, dignidad de Chantre de la santa Iglesia de la Catedral de León, dicho cura y beneficiados, y el Marqués de Cardeñosa por sus dos casas dezmeras de "Rey", se nota por venir en conocimiento a cuánto asciende el total de diezmos en cada un año sin incluir los que producen las dos casas de Rey que irán separados, que habiéndose formado la cuenta poro que consta de las certificaciones dadas en este particular asientos de libros, resulta compone 96 cargas dos fanegas y dos heminas de trigo, 38 cargas tres fanegas una hemina y dos celemines de centeno; ochenta y siete cargas, una fanega, una hemina y dos celemines de cebada; 175 cántaras de vino mosto, 32 corderos, 12 " de lana, 60 reales de vellón de foraes de l salarios de criados; 18 pollos, un pavo, y 6 cerdos de cría, y los diezmos que producen dichas dos casas de Rey al Marqués de Cardeñosa son: catorce
cargas y media de trigo, cuatro cargas de centeno, doce de cebada, 33 cántaros de mosto, 4 corderos, 45 libras y media de lana, dos pollos y 24 reales de salarios de criados.
León y abril, 19 de 1754
D. Bernardo Díez Paniagua Guiralde
D. Francisco Álvarez.

 

DICCIONARIO DE PASCUAL MADOZ año 1850
(por José Luis del Amo)

Según el Dicionario de Pascual Madoz: Diccionario Geográfico, Estadístico, Histórico, 1850 se dice de...

Matilla de Arzón

Lugar con Ayuntamiento de la provincia de Zamora (11 leguas) partido judicial de Benavente (1,5 leguas) diócesis de Oviedo (22 leguas), audiencia territorial y contaduría general de Valladolid (15 leguas)

80 casas, escuela de primeras letras dotada con 1.100 reales a la que asisten 30 niños; iglesia parroquial de S. Salvador y buenas aguas.

Linda al norte con Grajal de Rivera, al este con Cimanes de la Vega, al sur con San Cristóbal de Entreviñas y al oeste con la Torre del Valle.

Tiene 76 vecinos, 306 almas.

 

 DICCIONARIO DE GERMAN BLEIBERG año 1.956
(por José Luis del Amo)

Según el diccionario hecho en 1956 por German Bleiberg y Francisco de Quirós

Matilla de Arzón tiene una población de 712 habitantes, 162 viviendas más otros 45 edificios.

Hay fiestas el 15 de mayo y el 7 de octubre.

Tiene además un mesón, 4 escuelas, médico, comadrona y veterinario. Un párroco propio. (informó) D.Asterio Huerta)

Referencia del libro de José Muñoz Miñambres. Historia eclesiástica. 1983
(por José Luis del Amo)
Habla de Matilla, aunque no hace referencia a ninguna fecha en concreto.

D. JOSÉ MUÑOZ MIÑAMBRES: Benavente y Tierra de Campos. Zamora, 1983. Dice de Matilla que tenía dos parroquias, la de San Pedro y la del Salvador, y dos ermitas, la de San Pelayo y la de la Cruz.

También tenía un Hospital llamado de S. Antonio.

Las capellanías eran numerosas y estaban bien dotadas. En síntesis diré que la Fábrica de San Pedro tenía 110 fincas de sembradura, distribuidas por todo el término, destacando nombres tan típicos como:

·  "do llaman fiesta amor",

·  "carrelatodera",

·  "teso redondo",

·  "carrecontrigo",

·  "allanadero",

·  "carrecimanes" y

·  "Laguna de Moriscos"

Tenía además una viña grande y una era "do llaman las eras de arriba".

Dos silos de trigo y uno de cebada. La panera de los diezmos. Casas parroquiales y la ermita de S. Pelayo.

Parroquia de San SalvadorLa Parroquia del Salvador tenía dos eras, noventa y tres tierras de labrantío y cinco viñas. De aguinaldo se daban 6 cántaros de vino para las fiestas de Ntra. Sra. de agosto, de S. Felipe y de Santiago.

La heredad llamada de la Lampreana tenía una era y 16 fincas.

Existían además 4 capellanías con los nombres del Rosario, S. Andrés, de la Serna y S. Gabriel.

Había también un beneficio en la Iglesia del Salvador, dotado con 32 tierras y 5 viñas. ...

De los libros de cuentas de las parroquias sabemos que tenía

"Unas casas en el casco del lugar que son el hospital, tejados con dos cocinas, sus puertas principales y oficinas con sus cerraduras y llaves, con su alto de sobrado que lindan hacia la iglesia del Salvador de esta villa con casas de Manuel García y calles del Concejo y casas de herederos de Domingo Mielgo y unos corrales".

Cofradía del Santo Rosario. Su libro de cuentas es de 1704. Por él sabemos que tenía un rebaño de ovejas esta cofradía y que el día de la fiesta venía un tamborilero para la danza.

Anteriormente indiqué la importancia que se dió a la vida social y benéfica. Lo quiero avalar aún más con los datos recogidos de la Visita efectuada en 1795 y que dice así:

"Y atendiendo a la suma escasez de enseñanza que hay en este pueblo por falta de Maestro de Primeras letras y la enseñanza de los niños como que con ellos se va renovando continuamente la especie humana, manteniendo las repúblicas y el estado y forma de los ciudadanos útiles o perniciosos a proporción de la crianza y educación que tienen en sus primeros años con la que en cierto modo renacen y forman una segunda naturaleza para la vida civil, es el asunto y obra más recomendable y aún la primera entre las de misericordia que según tengo entendido trataban de buscar medios los vecinos por proporcionar la regular dotación de un maestro que enseñe a una multitud de niños y muchachos y así mismo resultan todos los años sobrantes de las rentas de estas fábricas, mandó S.S. al Párroco, que teniendo proporción y no dilatándolo pase a Benavente con este Libro e informe de todo al Vicario para que se sirva disponer en el mejor modo que pueda que de lo sobrante se acuda al socorre de esta necesidad, mientras se proporcionan otras por los vecinos y las iglesias no lo necesiten".

Firmado D. Agustín García de Atocha, canónigo de la Catedral de Oviedo y Arcediano de Benavente.

 Del paso de los franceses en las guerras napoleónicas en la página 69 dice así

"259 reales se pagó al maestro Gamallo por componer las puertas de ambas iglesias que rompieron las tropas francesas en el saqueo del pueblo incluso la puerta y vidriera de la casa rectoral".

 

LA MATA
(por José Luis del Amo)

 

Quisiera indicar al no venir en ninguno de los anteriores cuestionarios que el término de Matilla engloba también el predio de "La Mata", que está enclavado entre los términos de San Miguel del Valle y Valderas, es decir en la provincia de Zamora pero al borde de la de León.

Los documentos a los que he tenido acceso hablando de este lugar son los siguientes:

LA MATA

(LA MATA DE PALAZUELO, TÉRMINO DE MATILLA DE ARZÓN)

DOMÍGUEZ DE VALDEÓN, TEODORO: Valderas o guía eclesiástica, geográfica e histórica de esta ilustre villa y de su arciprestazgo. (Gordoncillo, Roales y Valdefuentes. Imprenta Católica, León, 1925

(D. Teodoro Domínguez de Valdeón fue mucho tiempo cura párroco de Roales de Campos y Arcipreste de Valderas.)

Los textos que vienen a continuación pertenecientes al libro indicado arriba están en el capítulo que habla de Roales comenzando por la página 45.

Aclaración.- En esta zona de Campos, entre las tres provincias actuales, había dos enclaves episcopales: Benavente, Matilla y otros varios pueblos pertenecían a la diócesis de Oviedo, como venía siendo históricamente. Roales, Valderas y todo el valle hasta Villalobos era del Obispado de León, y anteriormente también de la provincia de León.

Posteriormente, con las divisiones de las provincias efectuada por Javier de Burgos en 1835, la linde entre León y Zamora pasó partiendo estos enclaves, y dejando otro nuevo enclave provincial en Roales y Quitanilla del Molar, que pertenecen a Valladolid, con lo que la pertenencia a distintas diócesis y provincias resultaba por estos años harto complicada.

Por los años cincuenta se ordenó mediante acuerdo entre la Conferencia Episcopal y el Estado, la adaptación de las diócesis a las provincias, lo que facilitó algo las cosas. No así del todo en esta zona donde el enclave pasó a la diócesis de Valladolid, y más aún este otro "enclave municipal" de la Dehesa de La Mata que es actualmente,, por tanto, de la diócesis y provincia de Zamora y del municipio de Matilla de Arzón.

Capilla-Oratorio de Nuestra Señora de Palazuelo de La Mata, situado en la dehesa de este nombre, propiedad el Exmo. Sr. Conde de Peña Ramiro, que es el indultario; dista 8 km. Al NO de Roales, cruzando el Cea por un vado y buen camino, es de mampostería, ladrillo y tierra comprimida y de una pequeña nave de 6,20 por 5,70 metros, techo raso forma de canalones, un altar, sacristía espadañita con su campana, y una imagen de la virgen del siglo XIII, en aptitud(sic) sentada. Está unida a la casa del Sr. Conde, la que con siete más forman el núcleo de población de «La Aldehuela» y otras cuatro más en el monte de Roales, que dista dos kilómetros, más dos en término de Valderas, 13, con las que se podría formar una nueva parroquia con feligreses en tres provincias, iglesia y cementerio, en la unión de las mismas.-

(nota) Los que fallecen en las ocho casas indicadas -a pesar de pertenecer a la parroquia de Roales- no pueden ser enterrados en ella (por pertenecer estas casas al municipio de Matilla de Arzón y a Zamora) sin permiso de los gobernadores de Zamora y Valladolid, teniendo que enterrarse en Matilla (Oviedo), de cuyo municipio está completamente aislada esta Dehesa...(sigue el texto)

Celebra misa en este oratorio, con permiso del Prelado de León y aquiescencia del párroco de Roales el cura de Villafer (Oviedo). Hey en esta Dehesa una escuela privada, dirigida por una Maestra Nacional.

Pags.:49-50

La dehesa de «La Mata», que, como queda indicado, no pertenece a este término municipal, comprende unas 725 hectáreas, destinadas 200 al cultivo de cerales, 25 a prados y las restantes a monte. La mayor parte de las casas que hay en esta finca, se hallan emplazadas con el oratorio en la parte más alta, entre monte, y con hermosa vista, las restantes en un vallecito y orillas del Cea.

Tiene esta dehesa una fuente artesiana natural (cuyas aguas dicen ser medicinales), que mana 12 millones de litros cada 24 horas.

Pags.: 51-52

Historia.- En 1076 existía en esta villa (Roales), a más de la actual parroquia de San Miguel, la de Santa María de la Hora -cuya iglesia se convirtió en ermita del Santísimo Cristo hacia el año 1768 y no existe actualmente-; se denominaba Santa María de la Hora de «Royales», según aparece en documentos de este archivo parroquial y del de la Catedral de León.

En 1116, el Obispo de León, don Diego, dona a la Catedral la iglesia de Santa María de «Royales in vale de Palaciolo»; esta iglesia es distinta de la anterior (que estaba dentro del casco de esta villa) y se hallaba entre el monte de Roales y la dehesa de la Mata, en cuyo oratorio -según tradición popular- se venera la imagen titular de esta parroquia extinguida, y pueblo desaparecido, que se titulaba «Palazuelo de la Mata»

(nota) V. Documentos del Archivo Catedral, números 6.518 a 6.591, 1.266 a 7.293 y 10.708 (Siguel el texto)

... En 1200, pertenecían el monte y dehesa de La Mata al monasterio de San benito de Sahagún y dsde aquella fecha a la familia de los Sres. De Peña-Ramiro.

... En 1758 ordena el Obispo Sr. Velasco Pantoja, por un auto dictado en visita pastoral en Roales, el que haya un capellán en la dehesa de la Mata, de esta parroquia... en 1518 era iglesia filial de Roales el oratorio de la Mata.

Existen en término de este pueblo los despoblados de San Julián, Palazuelo y Santa Cristina; de éste habla la escritura del archivo de la Catedral, señalada con el núimero 10.708, y de Palazuelo el libro becerro del mismo archivo, escrito en el año 1485.

Pág. 50-51-52

GARCÍA CABALLERO, ABUNDIO: Despoblación y Despoblados Leoneses en los Siglos XVI-XVII-XVIII.- Seminario de humaidades Agustín Millares Carlo. Homenaje a Antonio Bethencourt Massieu. Canarias, 1998

Hablando del vecindario de 1528-1536 - Provincia de León, cita Matilla de Arzón «con Palazuelo» (La Mata de Palazuelo) ... 55 vecinos.

Página 636

 Se mantiene como finca de recreo y caza. Su actual propietario es D. Mariano Caro y Carvajal, Conde de Peña Ramiro.

 

 

 

 PEQUEÑA HISTORIA DE LUGARES A DESTACAR DE NUESTRO PUEBLO

 

“Torre vieja”, así es conocida las antiguas ruinas de la torre del campanario de la Iglesia de San Pedro.

Desde los años 1661 en los libros parroquiales, existen noticias escritas, en el que antiguamente se elevaban las torres de dos parroquias, llamadas San Pedro y El Salvador. También existían dos ermitas denominadas de San Pedro y de la Santa Cruz.....

Iglesia de El Salvador, esta ubicada en la Plaza del Salvador.

.....En dichas Iglesias y ermitas existían buen número de capellanías y cofradías. En la parroquia del Salvador había 4 capellanías, cuyos nombres eran, del Rosario, San Andrés, San Gabriel y la Serna. La fábrica de la Iglesia de San Pedro era poseedora de 110 fincas, tenía una viña grande y una era Poseía también dos silos de trigo y uno de cebada

También existía un hospital denominado de San Antonio, que tenía en propiedad una casa y 35 fincas. Este hospital, estaba formado por unas casas en el casco del lugar, que son tejadas, dos cocinas y oficinas, que lindan con la Iglesia del Salvador.

La cofradía más importante era la de los Santos Mártires Fabián y Sebastián. Era una cofradía muy numerosa, pues en el día de la fiesta, que se efectuaba una comida de todos los cofrades, en el año 1692 se anota “se compró un buey para la comida de los cofrades, seis cántaros de vino, quince libras de tocino y un celemín de garbanzos”.

Otra de las cofradías importantes era la del Rosario. Su libro de cuentas es del año 1704, por él sabemos que tenía un rebaño de ovejas y que el día de la fiesta venía un tamborilero para la danza. Estas representaciones de danzarines eran importantes y muy habituales en esos lugares de la vega del Esla, así como las fiestas de toros o vaquillas. En el año 1772 se anota “se pago 79 reales a los vaqueros por los novillos, que se trajeron para celebrar la fiesta de la Virgen, el primer domingo de Octubre y otras cantidades para comprar casabeles para la danza y a los comediantes el día de la prueba y el día de la comedia”.

 

 

Esta fotografía corresponde al “Rollo”, se alza en medio de una de sus plazas es un monumento de origen desconocido, y del que existen diferentes historias relativas a su procedencia y destino.

Dicen... que los pueblos que tienen rollo, demuestran, que fueron lugares de señorío...

Si quieres aportar algo, dar ideas, ya sabes...

Mi dirección de CORREO: felixbarna@hotmail.com